Este deporte de origen estadounidense empezó como tal en la década de los años 70. Es un deporte muy completo que exige estar en continuo movimiento y estado de alerta, fomentando además el trabajo en equipo y la cooperación entre los participantes.

Paintball, un curioso origen

El paintball se originó como resultado de los múltiples usos que los ganaderos descubrieron que podían darle a las pistolas de pintura empleadas para marcar sus territorios. Utilizaban estas pistolas como una herramienta de trabajo habitual para señalar árboles y ganado.

La compañía de Charles Nelson,Nelson Paint Company“, patentaron varios trucos que los Ranger utilizaban para marcar la madera con pintura. Entre sus herramientas utilizaban las pistolas de pintura.

A veces necesitaban marcar árboles que se encontraban a mucha distancia, después de un arroyo o en bosques densos. El Servicio Forestal de Estados Unidos le encargó a Nelson un marcador de pintura que pudiese ser usado para distancias más grandes. Así que Nelson creó, aún sin saberlo, el arma que se utilizaría para el Paintball. Inventó un proyectil de tinta en capsulas de gelatina y tabletas, de uso común en medicina para caballos que podía ser disparado desde un arma de fuego.

Años después, Nelson junto con la compañía Daisy crearon el Nel-Spot 007, con pinturas a base de aceite. A partir de aquí, estas armas empezaron a fabricarse en masa.

La anécdota cuenta que durante una jornada de marcado de ganado con esta herramienta, dos amigos comenzaron a dispararse entre ellos. Como en tantos otros descubrimientos, obtuvieron otro uso de la herramienta por pura improvisación.

 

Fue en año 1981, en New Hampshire, Estados Unidos, cuando un grupo de amigos utilizaron por primera vez los marcadores con un fin recreativo. El juego se llamó en sus orígenes National Survival Game. La primera marcadora fue el modelo Nelspot Un año después, fue inaugurado el primer campo de Paintball al aire libre, listo y preparado para ser utilizado por el público.

En 1984, se inauguró el primer campo de Paintball cerrado. A partir de este momento, la industria del Paintball comenzó a buscar las mejores formas de crear un deporte seguro y apto para todos los públicos.

En España, el Paintball llegó de la mano de los años 90. Al mismo tiempo que se fundaba la Liga Nacional de Paintball Profesional en EEUU, en España se abrió el primer campo de Paintball en Madrid.

 

¿El Paintball un deporte Olímpico?

El Paintaball es un juego que en muy poco tiempo fue dando la vuelta al mundo y conquistando nuevos territorios. Ya tiene millones de adeptos en todo el planeta y cada vez son más las personas que se animan a probar la experiencia. Se calcula que más de 10 millones de personas en Estados Unidos practican el Paintball de forma habitual.

En la actualidad, los campos donde se puede practicar Paintball como nuestro Megacampo, se encentran en un gran número de países. Se han desarrollado todo tipo de competiciones y ligas, formas de descargar adrenalina, competiciones para niños, para empresas…todo ello con la estructura de un deporte en toda regla en sus ligas nacionales, regionales y competiciones internacionales.

Desde 1996, los campeonatos y torneos de Paintball llevan siendo televisados. Para ello se cambiaron algunas de las reglas de competición, con la idea de que el juego resultase más atractivo para los espectadores.

 

Existe una propuesta para que el Paintball pueda ser reconocido como Deporte Olímpico, lo que provocaría que aún ganase más adeptos y fans de las competiciones. Veremos el Paintball convertido en Deporte Olímpico tal vez en…¿unos años? Sería una excelente noticia. ¡Estaremos expectantes y cruzando los dedos!