El Paintball es una actividad divertida y en absoluto peligrosa. Por ello, este deporte al aire libre, no solo está aconsejado para adultos sino también para los más pequeños. En Megacampo, los niños de más de 9 años también podrán disfrutar con el Paintball.

¿Los niños pueden jugar al paintball?

Existe una normativa legal que fija la edad mínima para poder participar en esta actividad. El reglamento de intervención de armas, prohibe la cesión de cualqueir arma de aire comprimido (pistolas de perdigones, tirachinas, marcadoras de Paintball) a los menos de 14 años. Eso quiere decir, que los marcadores de Paintball están considerados como armas, por su potencia y por otras características.

Por motivos de seguirdad y, por supuesto, de sentido común, los niños menores de 14 años no están capacitados para llevar marcadoras de Painball que pesan más de 2 kilos y que dispara sus bolas a una gran velocidad. Esas bolas le pueden hacer mucho daño a un niño. Las mascaras por lo general, tampoco funcionarían como un elemento de seguridad para los niños, ya que los fabricantes no suelen hacerlas especiales para ellos. Los niños de entre 14 y 18 años, podrán jugar al Painball con una autorización de los padres o tutores.

¿Qué hace tan especial a Megacampo?

Los niños menores de 14 años y a partir de 9 años, sí que podrán participar en el Paintball infantil en Megacampo. Contamos con unos marcadores especiales no catalogados como armas, que pueden usar los niños sin que supongan un problema para su integridad física o la de sus compañeros. Las bolas que utilizan los marcadores son más pequeñas y el equipamiento está adaptado para los niños a partir de 9 años.

La equipación consiste en una máscara de protección especial para ellos, un mono con protecciones en el cuello y demás refuerzos, un peto de protección extra y su marcadora especial con las bolas pequeñas. Por lo demás, sólo tendremos que asegurarnos de llevar calzadas unas buenas zapatillas y ropa que nos resulte cómoda.

En Megacampo, los niños podrán realizar sus fiestas de cumpleaños con su posterior merienda en nuestras instalaciones y por supuesto la tarta, que no puede faltar en este tipo de eventos. También pueden jugar en ocasiones especiales, como reuniones de compañeros, fin de curso, una despedida o bienvenida de un compañero del colegio o niños que estén en un campamento de verano.

Los grupos para poder participar en el Paintball infantil, deben integrarse por 8 miembros. Los adultos podrán apuntarse al equipo de los pequeños, pero siempre que utilicen la misma equipación de marcadores infantiles como es lógico. En el Paintball vamos a divertirnos y a relacionarnos con los demás de forma diferente, y le damos prioridad a la seguridad de todos nuestros participantes.

Jugar al Paintball en familia puede ser muy divertido por los “piques” que se pueden formar entre mayores y pequeños, o pequeñas alianzas que puedan surgir entre miembros de la familia. También puede ser una forma sana de resolver tensiones, haciéndolo de forma divertida y sin que nadie se haga daño.

El realizar actividades en familia, fuera de las tradicionales como las comidas, ver la televisión o las compras, es una forma diferente y eficaz de disfrutar unos de otros y estrechar lazos, ya a que a veces no tenemos tanto tiempo para estar con los nuestros como los gustaría. El Paintball es una buena opción, ya que la disfrutan tanto mayores como pequeños.