El paintball Paintball infantil Madrid es una de las actividades o juegos grupales que más ha avanzado en los últimos años en nuestro país. Tal es dicha evolución, que esta actividad, que hasta hace muy poco solo estaba adaptada a mayores de 14 años, en la actualidad también es apta, en sus correspondientes variantes, para niños mayores de 8 años de edad.

En Megacampo, Parque de aventura, puedes encontrar la modalidad de paintball infantil Madrid para que los más pequeños de la casa puedan disfrutar de una auténtica jornada de paintball cargada de acción, diversión y adrenalina.

Es sabido que los juegos por equipos o en grupos son muy beneficiosos para el desarrollo de ciertas capacidades en los niños, como es el caso de la capacidad de organización, de saber escuchar, prestar atención, complementarse con los compañeros y trabajar de forma conjunta para alcanzar un fin.

En el Paintball Infantil, además del desarrollo de las capacidades comunes, relacionadas con los juegos o deportes en equipo, existe una capacidad muy concreta que se trabaja en gran medida a lo largo de toda la sesión. Nos estamos refiriendo a la estrategia. Como si de una partida de ajedrez se tratase, una vez que los niños están sobre el campo de juego, deben analizar con detenimiento todos los espacios que lo conforman, los puntos muertos, la distancia del rival, los escondites y demás información relevante, para así, planificar una estrategia que garantice la victoria sobre el equipo rival.

La capacidad estratégica de los niños se desarrollará en toda su extensión. Los niños que cuenten con mayor capacidad de liderazgo podrán adoptar el rol de “jefes”, dando las órdenes y dirigiendo a sus soldados, si bien, la coordinación y la capacidad de trabajar para el bien común serán fundamentales si se pretende obtener éxito en la campaña.

En el Paintball Infantil, la clave de la victoria no pasa por que cada uno juegue por su cuenta, porque eso conllevará con total seguridad a la derrota. En cambio, con el diseño de una buena estrategia, conformada por todo el equipo aportando ideas para trazarla de forma minuciosa, las posibilidades de obtener el resultado esperado se incrementarán considerablemente.

La inteligencia, la templanza, la capacidad de análisis deductivo o la capacidad de anticipación favorecerán durante la partida una evolución notoria de estas destrezas en cada niño.